Las vacaciones familiares terminan siendo de todo menos vacaciones